Tristeza

Era de madrugada cuando, después de dar vueltas en la cama, abrumado por la ansiedad decidió salir de la cama. Su mujer dormía plácidamente, como quien está en paz consigo misma. Dirigió sus pasos a la cocina. Bebió poca agua y se sentó frente a la ventana. Además de la luz de una lámpara citadina…

La quieres…

Si de verdad la quieresEstarías a su lado 70 veces 7No te costaría recordárselo a diarioUn simple te quiero sería suficiente. Excavarías túnelesConstruirías puentesMerodearías por su ciudadesperando que te vieseEscalarías el Everestsi te lo pidiese. Cuida de ella cuando sientasque lo necesitaque está tristecuando esté alegreen cualquier circunstanciaaunque insignificante te pareciese. Dale confianzacuéntaleque te cuenteAparte…