Llueve…

No era una palabra aislada… era más que eso, más que una palabra… más que una frase.  encerraba cúmulos de recuerdos que tocaron inmediatamente otras almas que a través de un monitor, que a través de un blog, se dejaron tocar por su etérea magia y esbozaron una sonrisa. Y es que, cada vez que…