Tristeza

Era de madrugada cuando, después de dar vueltas en la cama, abrumado por la ansiedad decidió salir de la cama. Su mujer dormía plácidamente, como quien está en paz consigo misma. Dirigió sus pasos a la cocina. Bebió poca agua y se sentó frente a la ventana. Además de la luz de una lámpara citadina…